Descubriendo ventisqueros en velero

Descubriendo ventisqueros en velero, qué maravilla!!

Por fin me saqué la espina que tenía hace 3 años!!

Hablaba de este lugar pero no podía mostrarlo, casi llegué a pensar que era fruto de mi imaginación, ¿no os pasa alguna vez que imagináis algo con tanta fuerza que creéis que es cierto? 

A mi me pasa muy a menudo con los sueños, a veces tardo un rato hasta que me doy cuenta que no es cierto que me gustaría que lo fuese y además lo viví como si fuese cierto… en una ocasión hace muchos, soñé que estaba embarazado y cuando desperté me toqué la barriga muy preocupado, desde aquí quiero mandar mi reconocimiento y admiración a todas las mujeres que vivieron lo que yo creo… qué sentí…

Descubriendo el ventisquero

Bueno volviendo al tema, este ventisquero tiene una barrera natural y no se puede navegar en el barco, es más, casi no se puede pasar con el chinchorro, una vez que entras, navegas unas 2 millas o algo menos por un fiordo con forma de meandro donde en cada curva encuentras un ecosistema diferente.

Tanto en su lado sur como en el norte, está lleno de cascadas de agua, vegetación, roca pelada, además hay que sumar que estamos en otoño y la vegetación tiene mil tonos. Aparecen patos vapor, otros de pico rojo, dicen que vieron un Cóndor, según avanzas hacia el final del ventisquero encuentras un glaciar al fondo, otro en la parte sur del cual cae una cascada espectacular, todo esto creó un ecosistema increíble. Se mezcla el sonido de las cascadas de agua con el crujir del hielo azulado, todos hemos quedado maravillados con tanta belleza, hemos pasado la tarde a los pies del glaciar sintiendo su fuerza disfrutando de sus aguas casi turquesas incluso salió el sol… simplemente insuperable 

Un fondeo muy especial

Fue tanta la carga de belleza recibida hoy, que hemos decidido quedarnos fondeados fuera para  seguir compartiendo las vibraciones del lugar. 

Este fondeo es muy curioso, es sin ancla, estamos amarrados a una piedra por proa y a un árbol por popa, tenemos a nuestro babor una cascada de agua y a nuestro estribor las falsas Torres del Paine… ¡Qué maravilla! 

Mañana zarpamos de nuevo rumbo puerto Edén, 190 millas, ya veremos si fondeamos por el camino o no… mañana os cuento si Dios quiere..

Los sueños se hacen realidad

La tripulación está muy contenta, además están demostrando sus dotes en la cocina, yo también estoy muy contento ya pronto llegaremos a Valdivia y tendremos nuevo sueño…

Alegría Marineros!!

Qué bonito es soñar y tener ilusiones pero más bonito es soñar, estar ilusionado y hacerlo realidad… qué no te lo cuenten… ven y vívelo…

Mi sueño es tu sueño… hagámoslo realidad, no podrás quejarte, lo tienes muy fácil Alegria Marineros es tu herramienta…

Un abrazo a todos desde la cordillera Sarmiento, muy cerca de las Torres del Paine al sur de Chile.

Deja un comentario